viernes, 3 de febrero de 2012

RASTÁN MONTENEGRINO


Vamos a quitarnos el frío con una comida típicamente Montenegrina : el  rastan guisado.

Estos días, estaban avisando que iba a llegar una ola de frío Siberiano a toda Europa.  Deseaba que llegara para ver la nieve y disfrutarla, pensando además que   el frío en estas latitudes es muy raro que pueda llegar a ser excesivo. Siendo una mujer del norte cualquier frío en el Este- Sur, no podía ser para tanto...pero...

... ¡Ahora que tengo la nieve por aquí no dejo de desear que llegue la primavera!...

He aprovechado para hacer unas  fotos que parecen navideñas y son preciosas, pero debería enseñaros las  que tengo de la trastienda porque veríais lo que es la nieve en una ciudad donde los quita nieves  parece que ni existen...  que lo de la sal en la carretera la han dejado para salar los peces... que los guardas de tráfico ni aparecen y según comentario de un montenegrino debe ser por “falta de equipamiento”. Se ha cortado el suministro eléctrico durante unas horas y el tráfico ha sido caótico... ¡Pero el resto es maravilloso!. 

El "rastan" en España no se conoce o yo al menos no lo he encontrado. En un momento pensé que eran los grelos, pero...¡no!... porque  su hoja 
es mucho más grande y el sabor tampoco es el mismo. Intentad hacer este guiso con un repollo de hoja muy verde: os muestro las fotos de repollos que encontramos en España  y  su resultado final también lo encontrareis sabroso. Escoged las variantes más verdes.

Mirad en Wikipedia la información sobre este vegetal y acordaros de avisadme  si alguien lo localiza en España.
Otro ingrediente que se utiliza son unas longanizas secas sabrosas típicas de aquí o costillas secas de cerdo.

Vamos allá: os aseguro que este guiso,  hoy nos quita el frío del cuerpo.



INGREDIENTES:


1 repollo verde o 1kg. de rastan
1 vaso de los de chupito con vinagre de manzana, sólo si utilizamos el repollo.
4 longanizas secas o ahumadas
200 gr. de tocino ahumado con carne
½ kg. de costillas secas de cerdo
4 patatas medianas
2 zanahorias
2 cebollas
3 dientes de ajo
aceite de oliva o manteca de cerdo
1 cucharadita de pimentón dulce
1/2 cucharadita de harina

ELABORACIÓN

En la olla express, ponemos dos vasos de agua con todas las carnes y cocemos durante unos diez  minutos para que ablanden un poco.
Mientras se cuecen las carnes,  lavamos el rastán o el repollo. Retiramos los troncos blancos centrales del rastan y los del repollo de las primeras hojas que son muy gordos dejando sólo la hoja verde, las hojas centrales son más suaves y no tendréis que quitar tronco blanco de ellas porque ablandan rápido.  
En una cazuela con agua hirviendo echamos el chupito de vinagre y hervimos el repollo dos minutos y si fuera rastán sólo un minuto y sin el vinagre. Sacamos y remojamos en agua fría y dejamos escurrir. El agua de cocción no se aprovecha.
Ponemos en otra cazuela el aceite o la manteca.
Picamos la cebolla  y el ajo y la ponemos a pochar en el aceite.
Pelamos y troceamos la zanahoria. Echamos a la cazuela.
Troceamos el repollo o rastan que habíamos hervido unos minutos y añadimos a la cebolla.
Echamos el pimentón.
Pelamos, lavamos y cortamos la patata en la mitad si fuera muy grande o dejamos enteras si son pequeñas. Añadimos al guiso.
Damos una vuelta a todo con la cuchara.
Abrimos la olla cuando esté sin presión, y echamos la carne y el caldo a las verduras.
Añadimos un poco más de agua para cubrir todo bien y dejamos cocer lentamente hasta que las verduras estén cocidas y la carne en su punto. Tranquilamente puede cocer una media hora o algo más.
Comprobad el punto de sal y añadid si hiciera falta, tened cuidado porque normalmente estas longanizas o carnes ya suelen llevar sal.
Cuando al guiso le falten unos minutos cogemos dos cucharadas del caldo en un platito y diluiremos la harina en el. Añadimos al guiso para que espese un poco el caldo.

0 comentarios: