sábado, 4 de febrero de 2012

EL MERCADO DE PODGORICA- MONTENEGRO

 Son muchos años los que vengo observando el progreso de los mercados en Podgorica. Sus instalaciones han mejorado notablemente con la construcción de su mercado de abastos hace unos dos años, "ZELENA PIJACA o Velika Pijaca" y está en
proceso el traslado de la otra plaza "Mala Pijaca" a su nueva ubicación. Los propietarios de los puestos son escépticos a que esto no se demore todavía unos años más debido a la falta de fondos.

Todo depende  de los políticos y de esta crisis que no acaba de marcharse o más bien acaba de llegar.

No os envío una foto de esta "MALA PIJACA", les daré tiempo a que la arreglen y la fotografiaré. 

Cuando tomé la foto del interior (arriba),  se me acercó una persona sin uniforme, que se presentó como responsable de seguridad. No se si quería impresionar o asustar. Me preguntó que qué fotografiaba del interior y  si era reportera. 
Por suerte esta persona no hablaba español, y no se enteró de nada de lo que le dije; sencillamente respondí a su pregunta pero en mi idioma. 

¡Todo quedó en una turista despistada que iba a comprar tomates a la plaza y a hacer unas fotos para el álbum!

Tampoco son siempre así de suspicaces, probablemente les extrañó una persona sóla con pinta de extranjera, que mostraba interés en sus instalaciones, y sin bolsas de plástico en las manos.  Pienso que lo hicieron por curiosidad. Una cosa es cierta: "no se puede fotografiar todo lo que quieres cuando vas a un país que no es el tuyo, hay que ser siempre respetuoso con las costumbres:  pero bueno... un mercado es un mercado, y...¿quien no hace fotos en estos sitios?. ¡Yo no lo puedo evitar!

 En ambas plazas hay gran riqueza de productos de la huerta nacional y otros muchos importados. Debo añadir que los nacionales son de excelente calidad y son los que busco para la cesta de la compra; huyo de los tomates italianos y las naranjas españolas (seguramente de Villarriba de Hornija), ni los unos ni las otras tienen sabor.

 Me gusta, dentro de la ZELENA PIJACA, un puesto donde se exponen hierbas de usos medicinales y culinarios que ya quisiéramos encontrar en cualquier herbolario en España. Un día tengo que ir  con lápiz y papel y con mi suegra para que me empiece a dar todas sus aplicaciones a la cocina local. Lo malo es que como esté el guarda, me va a volver a dar el alto, esta vez por espía y confiscar mis  notas sobre hierbas y raices.

Existe un rincón en "Zelena Pijaca", que sigue conservando un poco del aroma de hace 27 años: ¡Es el rincón de los quesos! son excelentes y artesanales, los industrializados por suerte se quedan en los supermercados. En este rincón, sólo tiene cabida lo casero. Hace años este rincón ocupaba mucho más espacio dentro de la plaza pero ahora no creo que superaran los cinco puestos  de venta, los que vi.


¡Me da pena que lo industrial pueda  acabar con lo artesanal!. El día que no les vea, para mí serán realmente nuevos tiempos. 

  

Hay también dentro de esta plaza, una pequeña sala para los pescados. No es un lugar muy atractivo y su exposición te hace dudar si llevarlo a casa. El Montenegrino no esta acostumbrado a consumir pescado, es un producto caro y hasta hace bien poco existían pocas garantías de sanidad. 
Existía también bastante desconocimiento, en todo lo relacionado a su limpieza y su conservación, en la mayoría de los hogares y tiendas.
En cuanto a la variedad y cantidad: al menos lo que se ve para el consumidor  en general, es algo reducida. Las piezas más deseadas por tamaño y frescura,  se encuentran ya de antemano asignadas a los restaurantes. Si puedes encontrar: lubinas, doradas y truchas, en principio de piscifactorías (lo que no quita  que estén deliciosas)... sardinas, calamares, sepias, pulpitos,  atún (no mucho), carpa, San Pietro, rape pequeñito, salmonetes, sardinas y probablemente me esté olvidando de dos o tres  más... 

La gamba es muy pequeña y tiene unos precios exagerados, sólo las he visto hermosas en los restaurantes y por supuesto puedo hablaros que las pueden cobrar  a más de 15€ fácilmente por kilo. También he visto cigalas, no recuerdo el precio pero era superior a la gamba en bastante.
No puedo evitar pensar en España y la suerte inmensa que tenemos de tener tanta variedad de pescados y mariscos muy frescos y a muy buen precio. 
Poco a poco se van abriendo pescaderías en Montenegro, al menos ahora ya tengo cuatro puntos donde puedo encontrar pescado: en la "Zelena Pijaca", en el supermercado que está dentro de sus instalaciones (probablemente el mejor), en un puesto de la "Mala Pijaca" (truchas y doradas únicamente), y en el supermercado de "Delta City". 
Voy perdiendo miedo a comprarlo: en el pasado hacían lo  de descongelar y volver  a congelar  cuando no se vendía y esto causaba más de algún problemilla gástrico.
En las celebraciones de los patronos de las familias, es muy  popular no comer carne y preparar pescados; entre ellos el más popular es la carpa.
 ¡Estaréis pensando que la carpa es un pescado que se alimenta de toda la porquería que se arrastra en el fondo de los ríos y que ni locos comeríamos una carpa española...! ...aquí eso de momento no preocupa porque los ríos son cristalinos y estas carpas tienen una carne muy sabrosa.


"Os dejo,  voy a prepararme una ensalada de tomate, que  la tengo bien  merecida. Son muy sabrosos y de un color rojo intenso que te pinta los labios."

2 comentarios:

Rebk dijo...

Vaya.. con la turista!!!!! jejej si te pilla otra vez ya le hablas en montenegrino, y le dejas tieso!!!!jejejjeje

Aroma y Cocina dijo...

Si así piensa que he hecho un curso acelerado y en pocas semanas he aprendido jajajjaja!!!!