viernes, 24 de febrero de 2012

ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA " LA ESPAÑOLA"



En estos últimos meses voy contenta al supermercado porque;  al fin puedo comprar, en Montenegro, un aceite bueno de oliva extra-virgen y a un precio algo más módico, del que venía siendo el habitual, para 1 litro en botella de cristal.
Ha llegado "LA ESPAÑOLA" y  ahora ya si que no me
refiero a mí, sino al aceite de oliva español  que comercializa Acesur. Venden también la marca Coosur,  que será igual de buena, aunque me ha parecido que  ésta última es un poco más cara, así que mi mano va  a la botella de la imagen de La Española. 
Ahora comparto nombre con la marca de aceite...¡no  me importa!...¡bienvenida sea  la nueva "ESPAÑOLA" de aceite de oliva virgen-extra!


Aquí los impuestos de aduana para los aceites son muy altos, por lo que si el precio de venta en fábrica no es bueno, y hay que añadirle el transporte, el precio final se dispara, y el consumidor es el que lo sufre.


Gran parte del mérito le tiene el importador que tras comprar la mercancía está ahora, recorriendo supermercados y vendiéndolo lo mejor y más rápido que puede. Cada vez lo voy viendo en más sitios.
Ibarra lleva años en este país pero su precio ha estado siempre al igual que los aceites italianos entre los precios más caros y el que hace la compra, con los tiempos que corren, mira siempre el precio. Si tenéis curiosidad os diré que el aceite virgen extra  de italianos, españoles y nacionales está a aproximadamente  entre unos 10/12 €  el litro en botella de cristal. 
 LA ESPAÑOLA y COOSUR, han demostrado que si pueden bajarse los precios y con bastante diferencia.

Me gusta observar como se comportan las marcas españolas y sus movimientos. 
Creo que ahora toca mover ficha a los que han estado estos últimos años en las estanterías de los supermercados  bien asentaditos. ¡Ojo al dato: he detectado ya un movimiento a la baja de alguna marca italiana o al menos del supermercado que lo comercializa!.
Una cosa que no paro de decir a los montenegrinos, incluso a los mismos vendedores de los supermercados, que veían la botella de "Aceite de Orujo de Oliva", a mitad de precio; que el motivo es porque el aceite no es de la aceituna, sino del tito de la aceituna. Lo venden jugando al despiste, colocando la misma etiqueta de "aceite de oliva" que tienen del resto de botellas. Cuando veo este truco enseguida informo al encargado, pero creo que una vez que salgo de la tienda vuelven a ponerle la etiqueta, como estaba.


¡Aquí la ignorancia del consumidor unido a que su precio es menos de la mitad de lo que cuesta  el aceite virgen-extra, favorecen la venta de este aceite de baja calidad!

Yo desde luego ya sé que botella meto en mi cesta a partir de  ahora. Eso sí: ¡que no venga la Española de oliva virgen extra, con botella de plástico a precio aún más asequible... que me cambio!.


Un abrazo a " LA ESPAÑOLA".



0 comentarios: