sábado, 12 de febrero de 2011

PECHUGAS DE POLLO EMPANADAS



No es fácil encontrar un carnicero paciente  que quiera dedicar tiempo a  cortar las pechugas en filetes elegantes. Yo tengo suerte; ¡les he encontrado! Digo en plural  porque son tres. Os voy a enseñar una foto
para que veáis que filetes sacan y como quedan al final.


Nos preparamos:
La noche anterior poned  las pechugas en un recipiente y cubrid con leche. Pelad los ajos y cortadles por la mitad ;
echadles en la leche junto  con las pechugas. Esto hace que la carne coja un sabor distinto.
Eliminad el ajo si no os gustara.

Ingredientes:

4 pechugas cortadas en filetes finos
6 dientes de ajo
huevos para rebozar
pan rallado
sal
aceite de oliva
leche
Elaboración:

Escurrimos las pechugas y retiramos todos los ajos. Eliminamos el corazón que tienen los ajos para que no nos repitan. Prácticamente no les vais a notar.
Cortadlos con una picadora en trocitos muy pequeños.
Batimos en un plato varios huevos. Echamos parte de los ajos en el huevo batido y mezclamos bien. A medida que necesitéis vais echando más huevo y más ajo.

Sazonamos con sal las pechugas y las pasamos por el pan rallado.
En una sartén echamos aceite de oliva, dejamos que coja calor a fuego fuerte pero bajamos a fuego medio en cuanto empecemos a echar las pechugas.
Rebozamos con el huevo y el  ajo y ponemos en la sartén a freír.
Damos vueltas varias veces a las pechugas para que no se nos tuesten mucho y queden blanquitas aunque bien hechas, como me las han cortado finitas, se hacen enseguida.

Acompañad con un buen puré de patata o una ensalada si tenéis prisa.

¡Sencilla y rápida!



0 comentarios: