martes, 8 de febrero de 2011

PATATAS BRAVAS. Fórmula 3

Cocina catalana

¡Ésta receta es estupenda!  Da más trabajo pero… merece la pena!


Ingredientes:

1 kg. de patatas

Para la Salsa de Tomate
1 diente de ajo
½ cebolla
1 tomate maduro
1 cucharada de pimentón picante
1 cucharadita de vinagre
sal
1 pizca de azúcar
1 guindilla

Para la salsa ALIOLI
1 huevo
1 diente de ajo
1 vaso de aceite de oliva o girasol
vinagre o limón
sal

Nos preparamos:
Primero pelamos las patatas, las cortamos como en las recetas anteriores y ponemos a cocer en una cazuela con abundante agua  durante unos cuatro minutos, contados desde el momento en que hierve el agua. Sacamos y escurrimos dejando que se sequen.


Preparación del alioli:

El aceite y el huevo tienen que estar a temperatura ambiente.
Hacer esta salsa manualmente,  no es nada fácil. Hay que armarse de paciencia y tener gran cuidado,  para evitar que se corte. Os anoto la forma manual de hacerla, en el apartado de salsas para que podáis ir ensayándola para otra ocasión, pero aquí la vamos a hacer con batidora eléctrica. 
Andamos con prisa porque el partido de football empieza y no queremos pasarnos más  tiempo en la cocina. Nos va a quedar también muy rica.

En el vaso de la batidora, ponemos el huevo entero con cuidado de que no se rompa; el diente de ajo, un chorrito de vinagre y el vaso de aceite. Metemos la batidora y sin moverla, comenzamos a batir a una velocidad media. Iremos aumentando la velocidad gradualmente hasta el máximo. Cuando está  espesando ya podemos mover la batidora en dirección arriba/abajo, hasta que  quede muy espesa. Guardamos en la nevera.

Preparación de la salsa de tomate:

Picamos bien la cebolla y ponemos a pochar con un poco de aceite de oliva en la sartén. Picamos el ajo y la guindilla y lo  añadimos.
Pelamos y cortamos en trozos pequeños el tomate y lo incorporamos a la cebolla. Echamos el pimentón, la sal, un pellizco de azúcar y  la cucharadita de vinagre.
Mantenemos a fuego suave unos diez minutos.
Pasaremos por la batidora o por el pasapurés si preferimos.

En este punto vamos a mezclar las dos salsas en un bol. Cada cinco cucharadas de mahonesa pondremos dos de tomate;  lo mezclamos bien con una cuchara.

Vamos ya con las patatas:

Calentamos bien el aceite en la sartén y empezamos a freír las patatas. Se nos harán más rápido ya que están medio hechas y ahora el aceite les dará un punto crujiente delicioso.

Las pondremos sobre un escurridor o  sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y   rápidamente colocamos en una  fuente para que no se nos enfríen.
Ponemos la mezcla del tomate y la mahonesa por encima.

¡Listas para disfrutarlas: no son muy dietéticas, pero es difícil resistirse a la tentación!.

0 comentarios: