domingo, 13 de febrero de 2011

GALLETAS HOLANDESAS. SPECULOOS

Resulta que  Papá Noel, me trajo este año un kit 
para preparar galletas de jengibre y me faltaba la melaza como ingrediente, por lo que no las pude hacer.
La coincidencia con la visita de Gertrude me hizo
pensar que en Holanda tienen una repostería muy interesante y es frecuente la utilización de muchas especias entre ellas el jengibre. 
En la cocina española,  el jengibre no era un ingrediente muy habitual, pero... ya se sabe;   hoy en día la repostería ... ¡no es la que era! ...
Como dirían nuestros padres: “Hemos visto mundo”, y nos hemos traído un pedacito de cada sitio. El viajar y conocer distintas costumbres han influido en nuestra cocina , y  nos han dado más variedad y riqueza.  

Los Speculoos se hacen en forma redonda o rectangular, al hornearse  se expanden.
La galleta estaba riquísima. 
De todas formas , la voy a pedir a Gertrude que me diga si esta receta es fiel a como ellos lo hacen o se han producido alteraciones en el camino. Os lo cuento en breve.

Mientras probarles, veréis que ricos.

Ingredientes:

220 gr. harina floja (tipo400)
4 gr. levadura química
2 gr. sal
1cucharada de canela
½ cucharada de jengibre
145 gr. de azúcar moreno
110 gr. de mantequilla
1 huevo

Elaboración
En un recipiente ponemos la harina tamizada, la levadura, la sal, la canela y el jengibre. Mezclamos.

En otro recipiente ponemos el azúcar moreno y batimos bien con   la mantequilla derretida. Añadimos el huevo y mezclamos.

Poco a poco vamos añadiendo la harina con las especias hasta que queda una masa que acabaremos amasando con la mano aunque está un poco blanda.

Envolvemos en film de plástico y conservamos toda la noche en el frigorífico.
Al día siguiente extenderemos la masa con el rodillo con un grosor de ½ centímetro y daremos la forma deseada. Estará bastante dura al principio hasta que temple un poco.
Poned un hule o algo plástico sobre la encimera de la cocina y poner la masa encima. Sobre la masa poned una bolsa de plástico de estas de meter cosas en el congelador y sobre ella iremos haciendo rodar el rodillo. Es una masa pegajosa. Tendremos que ir sacando las galletas con cuidado, dándolas vueltas entre el plástico de arriba y el de abajo.
Dejad  espacio entre galleta y galleta para que no se os peguen. 
Colocamos en la bandeja del horno papel antiadherente y horneamos  a 170º unos  14 minutos. Probad con una para comprobar vuestro horno.
Cuando se las saca del horno están blandas, pero luego al enfriar endurecen.
Según las vais mordiendo van crujiendo y el jengibre y la canela las dan un toque muy exótico.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Se ven muy ricas, ya las are y te cuento como me fue.

Aroma y Cocina dijo...

Me alegra que las pruebes! Verás que aroma a jengibre tan estupendo inunda tu cocina!
Buen provecho!