viernes, 21 de enero de 2011

GAMBAS AL AJILLO



Os las voy a preparar de dos formas. ¡Una para que los invitados no tengan que mancharse las manos… y otra…para cuando hay confianza y podamos rechupetear las cabezas y los dedos!

Vamos a prepararnos:
Para la presentación  invitados;  pelaremos  las gambas sin lavarlas, dejando la cola entera. Para la familia;... ¡ las dejaremos tal cual!. Las lavamos un poquito y colocamos sobre un paño limpio para asegurarnos que no tienen agua al echarlas al aceite.

Os recuerdo; “no tireis las cáscaras ni las cabezas”. Las coceremos y reservaremos el agua para un Caldo de Marisco o Pescado y lo congelaremos. Lo vamos a usar en la próxima paella Valenciana.
Deberemos asegurarnos bien de su frescura. En breve os anotaré como saber si están frescas o a punto de pasarse.
Vuelvo a sacar mi cazuelita de barro,  ahí sale todo más bonito.




Ingredientes:

1 kg. de gambas de tamaño mediano
10 ajos
Aceite de oliva
Sal gorda

Elaboración:
Cubrimos la base de nuestra cazuela con  aceite de oliva. Cuando esté caliente sin ahumar, echamos los ajos cortados en trocitos muy pequeños o en láminas y la guindilla cortada.
Vigilamos que no se nos quemen porque nos amargaría la receta. Cuando ya  están dorados, echamos las gambas sazonadas con sal y movemos rápidamente durante unos cinco minutos.
-¡Ojo con la sal gorda!, tenemos que echar menos que cuando lo hacemos con la fina-
Servir en un platito aparte unos gajos de limón,  por si a alguien le gusta ese puntito ácido por encima.

2 comentarios:

maria luisa dijo...

con que reemplazo las guindillas???

Begoña dijo...

Hola M. Luisa:
No sabes lo contenta que estoy de poder utilizar un estupendo libro que me regalo mi peruano favorito. Creo que en vuestro país teneis unos ajíes parecidos, que por la foto pueden ser los siguientes: Panca, mirasol,pipí de mono o charapita. No se si serán picantes y cuanta cantidad. Ten cuidado seguramente sólo hace falta una pizquita. Y ojo como la sal es gorda no eches demasiada.
Buen provecho! un abrazo!